Con más de 27 años de experiencia en el ámbito clínico nos basamos en la Terapia  cognitivo-conductual de tercera generación, con un núcleo central de la terapia que consta de cinco sesiones y se da un gran énfasis en las sesiones posteriores de mantenimiento, donde se trabaja la prevención de recaídas así como la independencia del paciente en las habilidades adquiridas en la fase inicial de la terapia.